Mi niño no come

Mi niño no come

A veces sentarse a comer supone un problema para toda la familia, ya que las comidas y cenas se pueden hacer eternas en un niño que no quiere comer.

Podemos seguir algunas recomendaciones para poder superar ésta situación y conseguir que el niño coma con normalidad. La AEP a través de la web www.enfamilia.aeped.es hace algunas sugerencias para hacer de la comida un momento más relajado.

  • Establecer rutinas en cuanto a horarios y normas sencillas en la mesa.
  • Es aconsejable comer padres e hijos juntos, ya que los niños aprenden lo que ven.
  • Los gustos del niño deben ser respetados dentro de lo razonable, aunque no es aconsejable cambiar el menú ante el rechazo del niño.
  • Deben comer ellos solos aunque se manchen.
  • El comer viendo la tele o entretenido no conduce a crear buenos hábitos.
  • La cantidad la debe decidir el niño, según su apetito y necesidades y no los adultos, es mejor poner poca cantidad y dejarle que pida más si lo desea.
  • No llevar a cabo amenazas, castigos o sobornos para que el niño coma.
  • No dejarlo que deambule por la casa mientras come, persiguiéndolo con la cuchara o entreteniéndolo con la televisión.
  • Si no quiere comer hay que dejarlo sin alimento hasta la próxima comida, sin necesidad de castigarlo o decirle que es malo. Cuando el niño digo “esto no lo quiero” ó “esto no me gusta” está afirmando su personalidad, hay que decirle de forma tranquila que es lo que hay para comer y no habrá otra cosa hasta la próxima comida.
  • No hay que insistir a que tome un alimento en particular, es mejor animarlo a que lo pruebe o que lo coja el mismo.
  • A los niños que comen con mucha lentitud, no se les meterá prisa, aunque se le debe hacer saber el tiempo que tiene para comer.

En la misma web podemos encontrar el post alimentación en edad preescolar, el cual nos puede orientar durante ésta etapa de mayor problemas, y alimentación en la etapa escolar.

Otros de los problemas que podemos encontrar es el apetito selectivo de los niños. En el portal  Faros del Hospital Sant Joan de Déu podemos encontrar recomendaciones para aquellos niños que no comen fruta o verduras. A modo de resumen podemos dar algunas claves:

  • No obligarles.
  • No dejar de ofrecerles.
  • Dar ejemplo.

La web pequerecetas.com puede ayudarnos a diferenciar la inapetencia infantil verdadera y a que nuestro niño coma mejor con “12 trucos”.

  1. Sé positivo.
  2. Disfraza la comida.
  3. Cocina con los niños.
  4. Haz que la comida sea atractiva y divertida.
  5. “Comida basura” saludable.
  6. El juego de vendar los ojos.
  7. Comienza tal y como te gustaría que contínue.
  8. No te alteres.
  9. Sistemas de recompensa.
  10. Orient Expert.
  11. Comer juntos.
  12. Meriendas saludables.

 

Es importante no tratar el problema del niño mal comedor con estrés por parte de los padres. Como dice la Dra. Fernández en el artículo Padres estresados, niños mal alimentados, el estrés puede acentuar el rechazo del niño al alimento y desembocar en trastornos alimentarios.

Otra visión podemos encontrar en el libro de Carlos González, Mi niño no me come, lectura recomendada para todos los padres con éste tipo de problemas y en el que pone la pelota en el tejado de los padres, para hacernos ver el problema desde el lado del bebé. Sólo leyendo su título y prestando atención en el pronombre ME nos podemos hacer una idea de lo que nos quiere contar el autor.¿Qué quieren decir los padres con no ME come? ¿Realmente el niño no come bien o simplemente no come como a los padres le gustaría que comiera?.

Conseguir en la infancia unos correctos hábitos alimentarios ayuda no sólo en el presente, haciendo que el niño esté bien alimentado, si no que actuará como prevención de trastornos alimentarios en la adolescencia.

Documento: Los niños inapetentes. Guía para padres.

Imagen: pekelandiaguiainfantil.blogspot.com